AMIGOSLATINOS

Amigos son aquellos extraños seres que nos preguntan como estamos y se esperan a oír la contestación. CUNNINGHAM, Ed
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» poker roulette gambling blackjack slots
Jue Ago 04, 2011 12:08 am por Invitado

» unlock iphone 4 3q
Miér Ago 03, 2011 10:55 pm por Invitado

» Metformin, such beginning plant-derived
Miér Ago 03, 2011 12:07 pm por Invitado

» eskimo fish oils
Miér Ago 03, 2011 9:47 am por Invitado

» видео кабинет гинеколога бесплатно
Lun Ago 01, 2011 11:12 pm por Invitado

» Продвижение неизбежно
Sáb Jul 30, 2011 6:57 pm por Invitado

» generic cialis online canada
Vie Jul 29, 2011 9:09 pm por Invitado

» Игровые автоматы онлайн-играть бесплатно и без смс
Jue Jul 28, 2011 8:51 am por Invitado

» assursiptSS
Miér Jul 27, 2011 12:41 pm por Invitado

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Foro
Compañeros
Crear foro

Comparte | 
 

 México, su historia parte 14

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: México, su historia parte 14   Sáb Ene 10, 2009 6:27 pm

La guerra de reforma.

Al día siguiente de poner en libertad a Juárez, este patrio hacia Guanajuato; el día 19 de Enero de 1858 declaro establecido allí su gobierno. Los bandos políticos se definieron en forma terminante: de un lado los conservadores, con el programa de Zuloaga; del otro los liberales con el principio de legalidad proclamado en Guanajuato. A mediados de Febrero, Juárez estableció su gobierno en Guadalajara. El 13 de marzo una parte de la guarnición de Guadalajara se pronuncio por el plan de Tacubaya y Juárez fue hecho prisionero. En abril Juárez y su gabinete se embarcaron en Manzanillo rumbo a Panamá, donde siguieron la vía de Estados Unidos hasta desembarcar en Veracruz.

Durante el primer año de la guerra, los generales Miarmon y Márquez obtuvieron brillantes victorias sobre las tropas liberales. A fines de Diciembre en Ayotla, se pronuncio con su brigada el general Miguel María Echegaray con el plan de Navidad, formando así un tercer partido que no estaba ni con Juárez, ni con Zuloaga.

Por su parte, los conservadores consideraron ventajoso al reanudación de relaciones con España mediante el tratado celebrado en París el 26 de diciembre de 1859, entre Juan N. Almonte, y Alejandro Mon.

Entretanto, la guerra continuaba en todo territorio nacional, Miramon, deseoso de imprimir a su política una marcha más fija y determinada, cambio su ministerio y publico un manifiesto en el que exponía el programa político que se proponía seguir. Juárez, días antes publico otro en que quedo definido el programa de la revolución liberal, las leyes llamadas de reforma, basadas en la separación de la iglesia y el estado. Miramon sufrió una completa derrota, que trajo consigo la ocupación de Guanajuato y de todo el Bajío por las fuerzas liberales. Miarmon, regresó a la capital y reorganizo su ministerio.

En el mes de Noviembre, Miramon declaro la ciudad de México en estado de sitio y se apodero de 600 000 pesos pertenecientes a ciudadanos ingleses, que estaban depositados en legación. Entonces empezó a mover las operaciones militares. Al mes siguiente salió rumbo a Toluca, que cayo en su poder.

Triunfo del partido liberal.

Días después apareció González Ortega en las inmediaciones del valle de México, con 16 000 hombres. Miramón salió a su encuentro y el 22 de diciembre comenzó el combate en las lomas de San Miguel Calpulalpan. Las tropas conservadoras fueron completamente derrotadas. Miramón con unos cuentos jefes, se volvió a la capital llevando la noticia de su fracaso.

El 25 de diciembre por la mañana entraron a la capital las primeras tropas de González Ortega y el 1° de enero hizo su entrada triunfal el ejercito liberal. La causa constitucionalista había conseguido la victoria después de tres años de lucha. La separación entre la iglesia y el estado ponía termino a los conflictos entre ambas instituciones.

En la capital se esperaba con ansia la llegada del presidente Juárez para conocer la marcha que proponía seguir. Al día siguiente de la llegada de Juárez a México el ministro de relaciones, Melchor Ocampo, dirigió a los representantes de España, del Vaticano, de Guatemala y de Ecuador, sus correspondientes comunicados mandándoles salir de la república.

A la caída de Miramón, Zuloaga se proclamo presidente de la república y todos los generales y jefes del partido conservador lo reconocieron. La lucha en los campos de batalla seguía causando víctimas y en la capital se conspiraba contra el gobierno. Los partidos políticos estaban más divididos que nunca y trabajaban con empeño para hacer triunfar sus ideas, unos pedían la dictadura de Juárez o la de González Ortega, seguir sus preferencias, otros que el consejo se erigiera en convención nacional y se adueñara de todos los poderes.

El congreso de la unión se instalo en el mes de mayo. Las sesiones fueron tormentosas. La asamblea autorizó al gobierno contratar un empréstito de un millón de pesos y a suspender las garantías individuales y todas las libertades, inclusive la de prensa. En la asamblea del 4 de junio se aprobaron dos decretos, el primero, autorizaba al gobierno para proporcionarse recursos de cualquier manera; con el fin de destruir la reacción. En el segundo, quedaron fuera de la ley y de sus garantías y de sus propiedades, los asesinos de Melchor Ocampo, todos del partido conservador. Tres días después, se expidió un decreto suspendiendo por seis meses varias de las más importantes garantías otorgadas por la constitución.

La asamblea declaró a Juárez presidente constitucional de la república y el 15 de este mes, presento el juramento de ley. El 2 de julio, González Ortega fue nombrado presidente de la Suprema Corte de Justicia, cargo que tenia implícito el de Vicepresidente.

El mes de julio concluyo sin que se hubiera llegado a nada efectivo en el terreno de las operaciones militares, lo que producía desaliento en la administración. En la capital el gobierno dictaba las disposiciones necesarias para los preparativos de la guerra en caso de que se rompieran las hostilidades con las potencias extranjeras invasoras.

Los monarquistas mexicanos, residentes en Europa, al tener noticias de la ruptura de las relaciones diplomáticas de Francia e Inglaterra, aprovecharon esta coyuntura para intentar una vez más establecer la monarquía.

El hecho de que en México coexistieran dos gobiernos estimulaba a los monarquistas. En estas cuitas, surgió el nombre de Fernando Maximiliano, que había adquirido cierta popularidad en Europa por sus ideas progresistas al gobernar Lombardia. Hidalgo comunicó a Gutiérrez, que por entonces se encontraba en París, que tendría que marchar a Viena para hacer las gestiones necesarias. En Viena el ministro conde de Lechberg, participo al emperador Francisco José los proyectos de los monarquistas mexicanos, que Napoleón III apoyaba, y ambos decidieron plantear el asunto al principal interesado, el archiduque Fernando Maximiliano.

Por esta época llego Miramón a Europa; cuando se entero de los planes monárquicos dijo encolerizado que en México no existía ningún partido monárquico; por el contrario, Santa Anna, en una carta dirigida al archiduque, declaro que no un partido, sino la inmensa mayoría de la nación anhelaba la restauración del imperio de Moctezuma. Maximiliano, a pesar de las advertencias, deslumbrado por las declaraciones favorables, acepto la corona de México.
Volver arriba Ir abajo
 
México, su historia parte 14
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Parte de la historia de los Talleres Macana
» Historia del Nissan Patrol 1ª parte
» HISTORIA 100 años del automóvil
» “Respeto a Mourinho, pero el que pasará a la historia es Guardiola”
» El mejor articulo de la historia de defensa central

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
AMIGOSLATINOS :: MÉXICO-
Cambiar a: